logo

Jueves, 23 de Mayo de 2019
Fenómenos meteorológicos adversos Imprimir
La  Municipalidad de Exaltación de la Cruz mediante Defensa Civil nos brinda recomendaciones y medidas preventivas  frente a los fenómenos meteorológicos  para minimizar sus efectos y evitar accidentes.
Recomendaciones de carácter general que ayudarán a estar preparados.
Es importante informarse de las condiciones meteorológicas previstas y estar atento a las indicaciones que vaya dando la autoridad competente.
Durante la presencia de fenómenos meteorológicos adversos evitar la realización de trabajos que pueden verse afectados notablemente.
No asumir riesgos innecesarios.
Mantener en buen estado las instalaciones lugar que habitamos, realizando revisiones periódicas.
No utilizar el teléfono salvo en caso de extrema necesidad, para evitar en la medida de lo posible colapsar la línea.
Puede haber cortes del suministro eléctrico
Una vez finalizado el fenómeno meteorológico es necesario revisar las instalaciones que hayan podido quedar afectadas para evitar riesgos adicionales (desprendimientos, presencia de agua junto equipos eléctricos, etc.)
Durante el periodo de limpieza también hay riesgos. Para evitarlos, usar el sentido común y vestir adecuadamente, lo que incluye pantalones y camisas de manga larga, así como calzado o botas de seguridad.

Tormentas Eléctricas

¿Qué son?
Son descargas eléctricas que saltan entre nubes de tormenta, o bien entre una nube y el suelo; se caracterizan porque se presentan con alta frecuencia de relámpagos (explosión de luz en el cielo).

Cuando afecte a lugares próximos a la zona donde se están  desarrollando las actividades y no dé tiempo a alcanzar el interior de edificios o un automóvil se observarán las siguientes medidas básicas:
Nunca correr bajo una tormenta eléctrica.
No refugiarse bajo árboles grandes, altos o solitarios.
Alejarse de vallas metálicas, vallas publicitarias, tuberías y vías de tren.
Si la caída de un rayo en la zona parece inminente, colocarse de cuclillas.
Desconectar y desenchufar las herramientas o máquinas eléctricas.
Apartarse de motocicletas, bicicletas y no tener en las manos objetos metálicos, herramientas, varas, palos, etc.…
En zonas arboladas donde no exista ningún refugio, es preferible colocarse bajo los árboles más bajos.
En caso de estar en locales en zonas rurales o aisladas, cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire.
En caso de refugiarse en un automóvil u otro vehículo, cerrar ventanillas, apagar el motor, la radio y la ventilación. Si es posible, bajar la antena de la radio.
Desconectar todos los aparatos eléctricos que sea posible. Alejarse de tomas de enchufe o de la línea principal de suministro.
Cuando las tormentas eléctricas vengan acompañadas por lluvias y vientos fuertes o muy fuertes, se deberán tomar medidas adicionales de prevención.

Lluvias muy fuertes

Medidas y recomendaciones:

Comprobar que las terrazas, patios y similares están limpios y sin restos que pudieran tapar los desagües y por tanto facilitar la entrada de agua.
Mantenerse a la escucha en una emisora de radio comercial para estar informado de las noticias actualizadas sobre el fenómeno meteorológico. Seguir las recomendaciones de las autoridades locales.
Mantener cerradas puertas y ventanas y alejarse de ellas.
Prohibir el acceso a las partes inundables del edificio o centro de trabajo, como sótanos y zonas bajas.
Evitar que sustancias tóxicas y/o inflamables entren en contacto con el agua.
Tener siempre en mente la posibilidad de tener que abandonar el edificio.  Mantenerse preparado.
Se recomienda no atravesar una zona inundada, alejarse de puentes, torrentes o zonas que se puedan inundar.
Si el nivel del agua obliga a evacuar el edificio, dirigirse preferentemente a un lugar elevado.
No detenerse debajo de postes, árboles y cableados eléctricos que puedan ser afectados por las lluvias.
Para circular con seguridad, antes de partir intentar averiguar el estado de las carreteras, mediante la radio o televisión. Circule con las luces encendidas y a velocidad reducida.
Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y encuentra dificultades para abrir la puerta, salga por la ventana con la mayor brevedad posible.
Circular con precaución.
No caminar por calles o avenidas con corrientes fuertes de agua, podría ser arrastrado aunque el agua tenga poca profundidad.
No asumir riesgos innecesarios para salvar bienes materiales. No arriesgarse.
Desconectar todos los aparatos eléctricos que sea posible. Alejarse de tomas de enchufe o de la línea principal de suministro eléctrico.
No utilizar el teléfono salvo en caso de extrema necesidad, para evitar colapsar la línea.
En ocasiones, las lluvias fuertes pueden venir acompañados por vientos fuertes o muy fuertes y tormentas, por lo que se deberán tomar medidas adicionales de prevención.

Medidas a adoptar después de las fuertes lluvias:

Revisar las condiciones generales de la vivienda.
Señalizar aquellas zonas mojadas con riesgo de resbalones.
Ventilar las áreas afectadas.
No conectar los equipos eléctricos y alumbrado hasta no haberse asegurado que están secos.

Vientos Fuertes

Para minimizar los efectos de los vientos fuertes en lugares de riesgo es importante mantener  permanentemente las instalaciones en buen estado y comprobar que no haya elementos o máquinas que puedan desprenderse o desplazarse fácilmente:
Mantener en buen estado los sistemas de cierre de puertas y ventanas exteriores.
Comprobar periódicamente que los elementos situados en terrazas y fachadas del inmueble están bien sujetas y que por efecto de la corrosión no hayan perdido notablemente su solidez y estabilidad (letreros, planchas metálicas, barandillas, elementos de equipos de climatización, marquesinas, etc.
Talar los árboles grandes enfermos o débiles con el tronco afectado.
Es importante informarse de las condiciones meteorológicas previstas y estar atento a las indicaciones que se vaya dando la autoridad competente.
En el hogar, es recomendable cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos y retirar todos aquellos objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente. En caso de vientos mantenidos, abrir una de las ventanas o puertas del lado opuesto al que sopla el viento, para equilibrar presiones.
En caso de naves industriales con cubiertas ligeras que pueden ser levantadas por el viento, refugiarse en las dependencias más protegidas (aseos y vestuarios, oficina, etc.
Es conveniente alejarse de cornisas, marquesinas, muros, árboles, vallas publicitarias, torres eléctricas, ventanas, vidrieras, que puedan llegar a desprenderse o caer, y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o en mal estado.
Con carácter general, evitar la realización de trabajos que puedan verse afectados notablemente por el viento (por ej. utilización de grúas, trabajos en altura, etc.
No subir a andamios, escaleras, encofrados, grúas y otros elementos que podrían desplazarse por efecto del viento.
En zonas marítimas, alejarse de la playa y de otros lugares bajos, que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
El fenómeno puede estar acompañado de lluvias fuertes y tormentas por lo que se deberán observar las recomendaciones a tal efecto.
Ante la predicción de vendavales hay que procurar evitar los desplazamientos por carretera y si es necesario hacerlos, extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.  En todo caso, es importante informarse de las condiciones meteorológicas de la zona.
Una vez finalizado el fenómeno meteorológico revisar las condiciones generales del inmueble para asegurarse de que no existan otros objetos que hayan quedado débiles y se puedan caer, tales como ramas de árboles, postes, transformadores, etc.
 

Acceso contribuyente




Mapa de Exaltación de la Cruz  

 
 | Inicio | Noticias | Autoridades | Gobierno | Multimedia | Contacto |

Rivadavia 411 - (B2812DII) Capilla del Señor - Provincia de Buenos Aires - Argentina
Tel.: (02323)-491327 - 491010 Fax: (2323)-491357
© exaltaciondelacruz.gov.ar. Todo los derechos reservados.