logo

Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Luchamos contra el cáncer de mama Imprimir
En el marco de la semana mundial de la lucha contra el cáncer de mama, la Secretaría de Salud del Municipio de Exaltación de la Cruz a través del Comité de investigación y Docencia realizó una charla informativa a cargo de la Dra Longarela y el Dr. Santilli el miércoles 17 a las 19 hrs en el Centro Cultural Municipal Cosmopolita.
Esta charla se encuentra dentro del marco de actividades que, en conjunto, viene realizando la Dirección de Atención Primaria. Como todos los años se entregan cintas rosas en todos los centros de atención y se duplican los controles ginecológicos y de mamas, con paps y tomografías gratuitas.
Las mamas o senos se componen de grasa, tejido conectivo y glandular. En este tejido se encuentran las glándulas productoras de leche de las que nacen unos 15 ó 20 conductos mamarios, para transportar la leche hasta el pezón, rodeado por la areola. Estos lobulillos y conductos se encuentran en el estroma, un tejido adiposo, en el que también están los vasos sanguíneos y linfáticos. Los tejidos mamarios están conectados, además, con un grupo de ganglios linfáticos, localizados en la axila. Estos ganglios son claves para el diagnóstico del cáncer de mama, puesto que las células cancerosas se extienden a otras zonas del organismo a través del sistema linfático. Cuando se habla de ganglio centinela se alude, precisamente, al ganglio más cercano al lugar donde se localiza el cáncer.
Diversas investigaciones han encontrado un grupo de factores de riesgo, o circunstancias, que hacen a una persona más propensa para desarrollar el tumor.
•    Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque también es posible.
•    Sexo: las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.
•    Antecedentes familiares: las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos.
•    Haber sufrido otro cáncer: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ (dos tipos de tumor maligno que aparecen en los lóbulos o en los conductos galactóforos de los senos, o conductos mamarios). Otro posible factor de riesgo es una hiperplasia benigna, una especie de tumor no maligno, que altera el tejido del seno.
•    Menopausia tardía (posterior a los 55 años)
•    No haber tenido hijos, o el primer parto a partir de los 30 años.
•    Factores medioambientales: se está investigando la posible influencia de pesticidas, campos electromagnéticos o contaminantes en agua y comida.
•    Estilo de vida : algunas investigaciones han hallado un posible vínculo entre el consumo de alcohol y el desarrollo de cáncer de mama.
•    Obesidad : A pesar de no tener ninguna constatación científica definitiva, muchos investigadores indican que seguir una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, así como practicar ejercicio físico de forma regular pueden ayudar a prevenir la aparición del cáncer de mama.
•    Estrés : Una vida activa hasta límites excesivos no es conveniente ni beneficiosa. Llevar una vida estresante es nocivo para la salud y, en consecuencia, puede favorecer la aparición de enfermedades
•    THS : Ciertos investigadores indican que a partir de los 10 años con terapia hormonal sustitutiva (THS) puede aumentar el riesgo de cáncer, mientras que otros destacan que no importa durante cuánto tiempo se ha tomado en el pasado, puesto que el riesgo de cáncer existe entre las que siguen la terapia hormonal, no entre las que la siguieron en un pasado.
Para la prevención la autoexploración y las mamografías son las herramientas más que  útiles, de esta forma se encuentran bultos sospechosos en los pechos. En general, la técnica de la mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante la palpación de la mama. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de los 45 años.
Recordá en este día de la madre hacerte un control, en nuestro Hospital Municipal San José y en nuestros Centros de Atención Primaria son gratuitos.
 

Mapa de Exaltación de la Cruz  

 
 | Inicio | Noticias | Autoridades | Gobierno | Multimedia | Contacto |

Rivadavia 411 - (B2812DII) Capilla del Señor - Provincia de Buenos Aires - Argentina
Tel.: (02323)-491327 - 491010 Fax: (2323)-491357
© exaltaciondelacruz.gov.ar. Todo los derechos reservados.